Micronutrientes

Los micronutrientes.-

Los micronutrientes son vitaminas y minerales, que se encuentran en pequeñas cantidades en todos los alimentos, sobre todo en las carnes, vísceras, leche y productos lácteos, leguminosas, frutas y verduras. Por eso para mantener la buena salud y nutrición se deben comer alimentos variados.

En Bolivia, la dieta alimentaria es rica en alimentos fuentes de hidratos de carbono (almidones) que se encuentran principalmente en los cereales (arroz, trigo, fideo, pan maíz), tubérculos y raíces  (papa, yuca, camote, oca), existiendo un bajo consumo de frutas y verduras en forma habitual; como consecuencia, se presentan problemas de deficiencia de micronutrientes en la población, particularmente en los grupos en riesgo. Las deficiencias más importantes son las de Hierro, Vitamina “A”, y Yodo, cuyas prevalencias en la población son elevadas.

Vitamina A

La vitamina A llamada anti infecciosa, protege de las enfermedades infecciosas, (aumenta las defensas del organismo), ceguera nocturna y otros problemas oculares y facilita la regeneración de epitelios y piel.

La deficiencia de vitamina A, provoca alteraciones en la función visual, en la regeneración de epitelios y piel y en las reacciones de defensa del organismo.

El ministerios de Salud y deportes (MSD), tiene implementadas las tres estrategias antes  mencionadas, para prevenir y controlar la deficiencia de vitamina A:

b)      Fortificación de alimentos con vitamina A

Corresponde al personal de las redes de servicios de salud y de las redes sociales que trabajan en salud, realizar fortificado con vitamina A.

De acuerdo al Decreto Supremo N° 29084, el aceite vegetal de producción nacional e importado, debe estar fortificado con vitamina A para el consumo de la población.

C) Educación alimentaria nutricional

Los alimentos fuentes o ricos en vitamina A son: las vísceras (hígado, riñón), sangre cocida, yema de huevo, verduras y frutas de color anaranjado, amarillo y verde intenso, como tubérculos y raíces; camote, izaño, oca amarilla, racacha y el aceite vegetal fortificado con vitamina A.

 Hierro

El hierro es un mineral muy importante en la sangre, mediante la cual se transporta el oxigeno a todas las células del cuerpo, por tanto, ayuda al rendimiento físico mental.

La diferencia de hierro en una persona produce la anemia nutricional. Esta enfermedad provoca la disminución de las capacidades físicas y mentales que se manifiesta con: sueño, malestar físico, desgano, reducción de la  capacidad de trabajo, disminución del rendimiento escolar. Por lo tanto, la anemia nutricional influye directamente en el desarrollo humano y por ende en el desarrollo económico del país.

a)      Suplementación con hierro (sulfato ferroso, acido fólico y vitamina c)

  • niños/as menores de 5 años: hierro en jarabe

Mediante el SUMI, los niños/as de 6 meses  a menores de 5 años tienen el derecho de recibir el Jarabe  de hierro en forma GRATUITA de acuerdo a la siguiente norma nacional:

  • Niños/as menores de 2 años sobres de chispitas nutricionales.

Es importante señalar, que para los niños/as menores de 2 años en la presente gestión, se reemplazara el jarabe de hierro por los sobres de chispitas nutricionales, que son una mezcla de micronutrientes esenciales (hierro, vitamina c, vitamina A, acido fólico y zinc). Este suplemento en polvo debe ser administrado como fortificación casera, mezclando en la comida principal del niño o la niña, preparada en forma de papilla o puré. Una vez mezclado el contenido de las chispitas Nutricionales en una pequeña parte de la comida del niño/a, no debe calentarse, ni cocinarse, ni hervir, para evitar que se pierdan los micronutrientes.

b)      Fortificación de los alimentos con hierro

El personal de las redes  de servicios de salud y las redes sociales que trabajan en salud realizaran la promoción del consumo de la harina fortificada con hierro, acido fólico y vitaminas del complejo B, recomendado a la población buscar el siguiente logotipo:

Toda la harina de trigo de producción nacional y de importación y los alimentos derivados de la misma (pan, fideos), debe cumplir con la norma nacional  de fortificación con hierro, acido fólico y vitaminas del complejo B para consumo  de la población.

c)       Educación nutricional

El personal de salud orientara a la población para que seleccione y consuma los siguientes alimentos fuentes o ricos en hierro: vísceras (hígado, riñon, corazón), sangre cocida,  ispi seco, yema de huevo garbanzo, lenteja, soya, harina de tarhul, amaranto, cañahueca, habas y arvejas secas, quinua, harina de trigo integral y verduras de color verde intenso  como: alfa alfa, espinaca, acelga, llullucha, berro u otras hojas comestibles y harina de trigo fortificada con hierro, acido fólico y vitamina C.

Para que el hierro sea mejor aprovechado por el organismo, los alimentos ricos en hierro deben ser consumidos con vitamina C que se encuentra en frutas cítricas: limón, naranja, mandarina, toronja, guayaba, piña, tomate. Además, es importante evitar el consumo de te o café porque impiden que el hierro sea absorbido por el organismo.

 yodo

El yodo es un micronutriente esencial para el hombre y los animales; es indispensable en la síntesis de las hormonas tiroideas que regulan el crecimiento y desarrollo, particularmente del cerebro.

La  deficiencia de yodo es reconocida como la principal causa de discapacidad humana que puede ser prevenida. Esta deficiencia causa una serie de trastornos que han sido denominados desordenes por deficiencia de yodo (DDI)

Las manifestaciones clínicas dependen del grado de l a deficiencia y del periodo de la vida en el que se presentan, tales como: bocio (K´ oto o abultamiento o de la glándula tiroides en la parte anterior del cuello), sordomudez y cretinismo (enanismo y retardo mental), retraso en el  crecimiento, capacidad de aprendizaje reducida, actividad física y mental disminuida, infertilidad, abortos y mortalidad perinatal. Inclusive la deficiencia leve de yodo en el organismo, expone al riesgo de un coeficiente intelectual más bajo.

C)  Fortificación de la sal con yodo

El mejor alimento para ser fortificado con yodo, es la sal, estrategia que se aplica desde hace mas de dos décadas. Es importante que el personal de los servicios de salud y las redes sociales, se conviertan en vigilantes, tanto para el control de la calidad de fortificación que tiene la sal, como de su consumo a nivel de la población.

About these ads

Un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s